Cambios y Devoluciones

En caso de cancelación de un pedido o cambio de producto por decisión propia del cliente en un lapso no mayor a los 3 días naturales a partir de la fecha de entrega en su domicilio, Muebles Vizcaya aplicará un cargo de 10% sobre el monto total del (los) artículo (s) en cuestión + $490 M.N. por cancelación. Lo anterior aplica únicamente previa revisión y aceptación por parte del área de servicio. Posterior a los 3 días naturales, Muebles Vizcaya no acepta solicitudes relativas.

En caso de cancelaciones de pedidos de muebles no entregados por decisión propia del cliente, Muebles Vizcaya aplicará un cargo de $490.00 M.N. por concepto de manejo de cuenta.

En cancelaciones o cambios en pedidos liquidados o abonados parcialmente con Tarjetas de Crédito o Débito en una sola exhibición o a meses sin intereses, se aplicará el cobro de la comisión bancaria correspondiente que es del 3.5% y 17.5% respectivamente del monto pagado en esta condición, aceptando el cliente estos términos.

En casos de pedidos de apartados o precompra no liquidados en el plazo correspondiente, Muebles Vizcaya cancelará automáticamente este pedido y se generará un cargo de $490.00 M.N. por concepto de manejo de cuenta.

Muebles Vizcaya no efectúa devoluciones del dinero o de anticipos por solicitud del cliente una vez pasados 5 días naturales a partir de la fecha de compra o pago del mueble o servicio, de acorde a las reglamentaciones y leyes de protección al consumidor vigentes en la República Mexicana.

Muebles Vizcaya otorga a sus clientes 180 días naturales como garantía a partir de la fecha de recepción de sus muebles en su domicilio para reportar cualquier detalle relacionado a la fabricación de los mismos. En estos casos favor de comunicarse al (618)814-8324 en la ciudad de Durango o al (667) 146-9327 de la ciudad de Culiacán. Muebles Vizcaya otorga 3 días naturales para reportar cualquier anomalía identificada en el producto al momento de la entrega.

Muebles Vizcaya NO se hace responsable por daños en los artículos cuando estos han sido usados en condiciones distintas a las propias de su naturaleza o si ha sufrido un deterioro esencial irreparable y grave por causas imputables al cliente.